Llega otra noche loca de podcast, después de ponernos ciegos a tapas y berrear al máximo para hacernos notar aún más. Para este nuevo insulto hecho podcast, rozamos la ilegalidad al meternos en la piel de una adolescente bastante rarita que pasa de hacer lo apropiado de tan siniestra edad; es decir, no veremos a la chica hacerse selfies con morritos ni buscar cosas bizarras por internet. Una aventura episódica en la que, además de aprender qué se cuece en estos cerebricos a medio cocer, tendremos que resolver el misterioso asesinato de una amiiba.

¡Si ya os habéis saneado los bajos, es momento de darle al play! ¡Los sábados toca!