El Point & Click no está muerto.

Por fin, después de varios años y mucho mucho esfuerzo, (concretamente el apoyo de 87.142 backers, con sus 3.336.371 dólares debajo del brazo) de los 400.000 iniciales, tenemos ante nosotros la nueva obra de Double Fine. Bueno, no toda la obra sino la mitad de ésta, pues como sabréis aún a pesar de haber recaudado 8 veces más del presupuesto inicial, no ha sido suficiente y se dividirá en dos partes.

Reconozco, como amante de las aventuras gráficas, que esperaba con muchas ganas este título y varias son las razones para esto. Como primer factor tenemos que Tim Schafer, una leyenda que ha firmado algunos de los títulos más importantes del género, casi 20 años después vuelve al género que lo encumbró. La segunda es que además vuelve con una aventura gráfica de las de antes, de Point & Click. Lógicamente la suma de todo esto para un fan no puede ser más emocionante, sí pero ¿qué nos encontramos aquí?

Bueno ,para empezar podéis olvidaos de encontrar algún rastro del vetusto y bendito SCUMM, de esa lista de acciones y ese omnipresente inventario, todo se ha simplificado al máximo, aquí bastará con mover el puntero por la pantalla (la mítica cruceta traída del SCUMM), clicar sobre un objeto o personaje y automáticamente interactuaremos con él, hablaremos con él, cogeremos objetos, etc. El inventario también se ha simplificado y ya no está visible siempre, sino que se encuentra oculto debajo de una pestañita en la esquina inferior izquierda que desplegamos pinchando en ella. Por supuesto, como siempre, podemos usar objetos del inventario con el escenario, con nosotros mismos o entre ellos.

Como ya se sabe, ninguna aventura gráfica que se precie puede prescindir de una gran historia y en este caso nos encontramos con dos. Sí, dos, porque son dos los personajes que dirigiremos. Por un lado tenemos a Vella, una valiente joven que ha sido seleccionada junto a otras como sacrificio al Mog Chotrha, un monstruo al que rinden culto en varios pueblos entre ellos el de Vella, aunque a ésta no le hace mucha gracia. Por el otro, tenemos a Shay, un chico que vive sin ser dueño de su vida, controlado por una inteligencia artificial totalmente sobreprotectora, efectuando falsas misiones y siendo tratado como un héroe. Ambos, Vella y Shay, luchan por escapar de un destino impuesto y así comienzan sus aventuras.

Podremos ir cambiando de un personaje a otro en el momento en que queramos, especialmente útil si has quedado atascado con un puzzle y no quieres calentarte mucho la cabeza en ese momento o para ir avanzando poco a poco en cada una de ellas.

La mecánica es la de siempre en estos títulos, basada en la resolución de puzzles. Por lo general la gran mayoría de los mismos están bien integrados y diseñados. Es cierto que los de esta primera parte no son especialmente difíciles y avanzaremos por el juego sin demasiados retos pero, a lo largo de la aventura se irán complicando. Esperemos que en el segundo acto, los puzzles sean cada vez más difíciles.

Técnicamente, el juego luce genial y es bastante preciosista, el estilo que utilizan es bastante original y va muy bien con el resto del juego. Obviamente este tipo de juegos, pasan de FPS, Triple Aliasing y demás, juegan en otra liga “más artística“, pero todo está muy logrado desde el diseño de personajes y escenarios que son geniales, hasta planos o cambios de cámara (en conversaciones o escenarios) que le aportan dinamismo y un toque fresco al juego.

Another Caption Example

Las conversaciones con algunos personajes como el de la imagen os sacarán más de una carcajada.

La piedra angular del juego por supuesto está en el sentido del humor, pero claro, estamos hablando de Tim Schafer y ésta es la especialidad de la casa, así que podréis imaginaos que los personajes serán totalmente hilarantes, las conversaciones simplemente geniales recurriendo a los juegos de palabras, sarcasmos… Os encontraréis agotando todas las opciones de conversación ya que en cada una de ellas os arrancará alguna sonrisa.

Decir también que en la versión original cuenta con las voces de Elijah Wood y Will Wheaton así que el nivel es bastante bueno, aunque supone un pequeño problema para los no angloparlantes ya que probablemente perderemos algunos de estos juegos de palabras. A rasgos generales, el juego está bien traducido e incluso los carteles que nos encontramos en el mismo.

Como conclusión diré que a mí el juego me duró unas 6 horas aproximadamente y aunque me deja muy buen sabor de boca, no me parece muy acertado que el juego esté partido, ya que creo que daña la experiencia de juego (aunque quizás no quedaba más remedio por problemas de calendario). En fin, una pena que haya que esperar hasta que salga la segunda parte para poder terminar la aventura de Vella y Shay que promete ser muy interesante.

Broken Age consigue enviarte atrás en el tiempo cuando estas aventuras eran las reinas indiscutibles en los compatibles de principios de los 90 y para mí, ya sólo por eso, es motivo para recomendar encarecidamente este titulo, ¡a disfrutarlo!.