The Battle of Olympus es un Action-RPG de acción lateral o en este caso un Zelda 2 con el "skin" de la Grecia mitológica aunque bastante mejorado en mi opinión en prácticamente todos los aspectos.

Para estrenarme en la sección Análisis, hoy os traigo un juego al cual tengo mucho cariño, no solo porque fue el primero que tuve para mi NES, si no porque el juego me atrapó con sus mecánicas nunca antes vistas por mí y la ambientación mitológica basada en Grecia  -Voz de abuelo cebolleta- … corría el año 1990 o quizá el ¿91?… no lo recuerdo bien, (sí, el paso de los años no pasa en balde amigos) cuando cayó en mis manos una flamante NES y junto con ella el Juego que tratamos a continuación ¡Battle of Olympus! un juego que pasó bastante desapercibido para lo grande que era.

Antes de entrar en faena quiero dejar unos datos que pueden ser de vuestro interés; Battle of Olympus fue desarrollado por la compañía Imagineer, salió al mercado el 28 de Marzo de  1988 en Japón con el nombre de “Ai no Densetsu~Oryunposu no Tatakai” (The legend of Love: The Olympus Fight), más tarde, en el 89 llegaría a América y en el 90 a Europa. En el 93 salió una version para Game Boy y en 2013 para la consola Virtual de Wii.

En el juego controlamos a Orfeo (podemos cambiar su nombre), que tiene que salvar a su amada Helena (también se puede cambiar) de las garras de Hades, que tiene la intención de hacerla su esposa en el Tártaro (Tartarus)…bastante típico y como el refrán dice “dos tetas tiran más que dos carretas” y es entonces cuando nuestro héroe decide abrirse camino hasta el inframundo en su misión de rescate.

zeldavsboolympus

 

Pero no será tarea fácil la que tendremos por delante ya que atravesaremos ciudades, bosques, cuevas, laberintos y nos enfrentaremos a terribles seres mitológicos como Hydra, Cerbero y el Minotauro entre otros. Aunque nuestro personaje no estará solo para esta titánica empresa contaremos con la ayuda de otros personajes que nos iremos encontrado en los escenarios y por supuesto los dioses del Olimpo, que nos darán equipos especiales, consejos y los necesarios ¡passwords!, ¿recordáis los passwords? aquellos chorros de números y letras necesarios para poder continuar nuestra aventura por donde íbamos, ¡benditas tarjetas de memoria!

Como en otros juegos de este tipo, el hablar con los personajes que nos iremos encontrando es fundamental ya que nos ayudarán con objetos y valiosa información, como puntos débiles de algunos enemigos, secretos, o incluso dónde ir porque no tenemos un itinerario marcado. Tanto es así que podremos ir a diversos lugares del mapa y en algunos, tendremos que darnos media vuelta porque necesitamos un objeto o porque el enemigo de turno nos machaca al no tener el arma adecuada. Algunas de estas armas tienen también características especiales como el Bastón de Fenel que lanza bolas de fuego que, aparte de dañar a nuestros enemigos, también nos vale para iluminar algunos niveles que se encuentran en total oscuridad o para eliminar algún obstáculo que nos impida continuar en el mapa.

battle of Olympus vs zelda

El parecido es mas que evidente.

También encontramos un buen puñado de enemigos a los que hacer frente, algunos más duros que otros, muchos de estos pasarán de nosotros y se limitarán a hacer sus rutinas de lado a lado del escenario. Mención especial a los bosses que no son muy espectaculares y tampoco están muy bien presentados realmente y aparecen como si de un enemigo normal se tratase. Aunque el enemigo más terrible al que personalmente me he enfrentado en este juego, han sido… las caídas. Nos caeremos, despeñaremos, precipitaremos y despanzurraremos una y mil veces, y la gran mayoría de las veces provocados por ese maravilloso efecto de salir despedido unos centímetros hacia atrás cuando te golpean… ¡que maravilla!

Al contrario que en otros RPG aquí no existen los niveles, no acumulamos experiencia al eliminar a nuestros enemigos pero sí vamos mejorando nuestro equipo, adquiriendo objetos que nos darán nuevos poderes o habilidades e incluso mejorando nuestros puntos máximos de salud. Algunos de estos objetos nos los darán los dioses o personajes pero otros tendremos que comprar con “Olives”; olivas, que son unas bolitas rojas que dejan los enemigos al eliminarlos aunque debemos de tener cuidado porque cada vez que muramos el número de “olives” se reduce a la mitad.

BoO gráficamente se defiende bastante bien entre los títulos de su época, los escenarios y las animaciones; especialmente las de Orfeo son bastante buenas, recordando que estamos en 1988. En lo musical también está bastante bien y tiene algunas cancioncillas que se te quedarán grabadas en la cabeza un buen tiempo.

En lo jugable decir que estamos ante un juego difícil, nos encontramos ante un título bastante exigente, la dificultad de algunos bosses, las caídas, la pérdida de olivas y demás pondrá al limite al jugador más experimentado.

Para terminar decir que recomiendo este juego a todo el mundo amante de el género, que no lo haya jugado antes y es que para mí, es uno de los mejores del catálogo de la NES. Y como decíamos, desgraciadamente pasó bastante desapercibido en su época aunque poco a poco se le han ido reconociendo sus virtudes. Así que animaos a dar una vuelta por la mitología griega, os lo recomienda ese pequeño Berni que quemaba horas y dioptrías delante de la tele y como no, del diccionario de inglés.